domingo, 21 de febrero de 2010

Xoga Judo 2010


Como viene siendo habitual por estas fechas se celebró el campeonato escolar de judo 2010 que este año modifica su nombre por el de Xoga Judo, cuando hasta este año estábamos más acostumbrados a la denominación Judo en Edad Escolar.
Esta jornada abarcaba a niños con edades comprendidas entre los 10 y los 13 años.
El nombre de Xoga Judo nos puede sugerir que de algún modo los niños no vienen a este campeonato a hacer judo sino más bien a hacer “judito” o a “jugar al judo”, el reglamento presenta una modificación importante para que los niños puedan practicar su deporte preferido con la máxima seguridad y éstos comienzan a tomar contacto con la competición de una manera divertida.
Ahora queremos reflexionar sobre el porqué de estos cambios, recordemos que en el judo de adultos existen numerosas acciones técnicas, tácticas y condicionales que dado el desarrollo del niño en estas edades, de realizarlas del mismo modo podrían perjudicar su desarrollo normal. Por lo tanto un gran número de técnicas y partes del reglamento son modificadas y adaptadas.
No olvidemos que muchos niños van a este campeonato como primera toma de contacto cuando aún llevando muy poco tiempo practicando judo y para hacer sus primeros pinitos compitiendo.
Los niños en este tipo de competiciones deberían hacer sus combates, conocer a un montón de judokas que como él practican su deporte preferido, aprender poco a poco a competir pasándoselo bien y sobretodo deberían empaparse de los valores que reinan en una competición de judo, es decir, respeto por mi adversario, buenas maneras a la hora de comportarse y aplicar los conocimientos aprendidos entrenando.
Ahora bien el judoka no sabrá poner en práctica estas cosas si todos los que vamos al xoga judo no jugamos a lo mismo, ésta es una labor más (aunque no por ello menos importante) del día a día del entrenador.
Aunque tras el campeonato se hayan podido observar ciertas actitudes en algunos niños que pudieran chocar con la filosofía expuesta anteriormente (niños con cara de contrariedad, otros levemente lastimados y otros algo más revoltosos…) nosotros los entrenadores trabajamos para que dichas actitudes cambien, formando parte de la formación del judoka no sólo deportivamente, si no también en educación, valores, comportamiento social… pero éstas son labores complejas que requieren su tiempo.
Seguro que con este tipo de prueba, todos conseguimos aprender un buen puñado de cosas y llevamos el judo hasta una perspectiva social más popular y hacemos de nuestro deporte una práctica cada vez más segura, divertida y enriquecedora.
No podemos olvidar que la importancia no está en que el chaval sea o no primero ahora, si no que se forme y llegue a empezar a ser un campeón cuando sea más mayor y pueda despuntar a otros niveles.
No debemos ver estos encuentros como competición, sino como una aproximación ligera a la misma, una adaptación sin ir más lejos. Si todos seguimos ésta filosofía sin prisas y con mucha comprensión, nos daremos cuenta de que en estas etapas formativas está la semilla de muchos futuros prometedores en el ámbito deportivo y de competición.
Enhorabuena a nuestros peques por sus actitudes, por su valentía y su saber estar, vuestros profes estamos muy orgullosos del trabajo presentado.
Ahí va una pequeña reseña de los resultados obtenidos, todos ellos muy meritorios:

Ramón Gaspar, 4º puesto
Carolina, 3er puesto
Alba, 3er puesto
Iria, 2º puesto
Uxía, 2º puesto
Isidro Alberto, 1er puesto
Andrés, 1er puesto
Adrián, 1er puesto

¡A seguir en esa línea, para nosotros ya sois todos unos campeones!
Fon

miércoles, 10 de febrero de 2010

Abierto de Judo en Guadalajara: pinchazo inicial y remontada a base de ganas y codos

 

Aparente resultado "a la gallega"
para Ramón, competidor nacional de la categoría B1: ciego total, en el torneo para ciegos, deficientes visuales y, a la vez, abierto con videntes, disputado en Guadalajara el pasado 6 de febrero. Y esta expresión no se refiere a que los combates se disputasen entre tapas de "pulpo a feira", "pementos de Padrón (o Herbón)" o unas "cuncas de Barrantes" sino que el desenlace final del campeonato quedó en dos combates ganados y dos perdidos. Ni subo ni bajo, entre "mar calmo" y "forte maruxía" que diría Pemán. Sin embargo este resultado sólo plantea el tanteo en victorias y derrotas puesto que las conclusiones no se quedan en esa tierra de nadie.
El primer combate fue sufrido. Largo y físico, que dejó a Ramón fatigado. Pese al intento de dominio en el agarre y de llevar la batuta de la contienda su rival vidente guardaba las distancias y le tomaba la medida. Fueron numerosos los ensayos de Ramón en ne waza y enlaces pie-suelo pero al final giraron las tornas y cayó de osaekomi a pocos segundos del final. La primera en la frente.


Si el primero fue excesivo, más de los 5 minutos estipulados debido a las paradas, recolocaciones y vueltas a empezar, el segundo pecó de escaso. Tambien contra un rival no invidente, el combate comenzó con un buen intento de Ramón aunque sin frutos. Mate y posición inicial. Siguió una acción rápida y astuta de su rival y digo esto porque si bien es justo reconocer que el O Soto Gari con el que perdió Ramón fue una gran ejecución técnica y sorpresiva sobre el anuncio de ¡Hajime! también jugó en su contra el kumikata dominante-superior desde la posición de partida. Pese a todo, es una gran lección que a veces se pasa por alto: la habilidad y la técnica son imprescindibles, pero la táctica es un elemento básico en cualquier combate y, en este, se llevó el gato al agua. Dos a cero.
Ramón no se dejó desanimar por lo sucedido y afrontó su siguiente contienda contra su ya conocido David García, judoka deficiente visual, deseando que la victoria cayese de su lado esta vez. De este modo y tras varios recursos desarrollados sobre el tapiz por ambos lados, Ramón logró conectar un Juji Gatame desde posición en pie, llevando a su oponente al suelo, en una acción arriesgada e inesperada para un rival que no pudo zafarse, terminando por rendirse por luxación de codo.


Vídeo: Loli Tilve

La cara le cambió totalmente al judoka pontevedrés. Esta victoria le redimía en cierta medida de las derrotas anteriores, junto con la confirmación de que lo ensayado y trabajado día a día en el tatami daba resultados reales en competición. Sonrisa de oreja a oreja y a seguir trabajando durante el calentamiento, porque aún le quedaba un último combate por disputar con el que, a la postre, sería el primer clasificado en el pódium. De seguro éste competidor vidente sabría por las disputas anteriores que el fuerte de Ramón estaba en los kumikatas con distancia mínima, su predilección por los codos luxados y el trabajo en suelo, pero fue insuficiente. Ramón lograba conectar otra presa en Juji Gatame y una nueva victoria.


Dos a dos. Entrega de premios, autobús, vuelta al hotel y un más que merecido descanso. Nuestro agradecimiento a la organización de la ONCE y la FEDC por todo, ahora toca el viaje de regreso y las valoraciones. Empate en el marcador final pero no a nivel personal: es cierto que Ramón no estuvo del todo fino en pie y ésta merma le produjo ir a remolque en algunos momentos y atacar casi a la desesperada al final de los combates más críticos, aspectos éstos a mejorar en estos días de cara a su próxima cita. Pero de lo que no cabe duda es que tuvo destellos de una calidad indiscutible, que le echó ganas, estuvo serio en el trabajo y que lejos de ser conservador, ensayó y arriesgó. No nos fuimos como llegamos, felicidades Ramón.

fotos: Fran MF

fran

miércoles, 3 de febrero de 2010

Campeonato Gallego sub20 2010


Otra vez tocó en Fene el junior y, con él, el turno de Clara, Alejandro y Álex.
No acompañó la suerte cuando el jueves Álex se hizo daño en el tobillo y hubo que tomar la decisión de dejarlo en la grada. El judo es así de injusto a veces; casi toda la temporada relegada por un mal gesto en un randori, pero lo importante es que no fuera a más y que pronto estará de nuevo dando guerra en el tatami.
Disputados los combates en el pabellón de A Xunqueira, Clara, como segunda cabeza de serie, tuvo que volver a conformarse con la plata en la categoría de los 44 kilos. Podio con dosis de frustración si cabe por perder la final con un error impropio de ella y que se había previsto con anterioridad en el mismo calentamiento. Para alegría de todos la valía de Clara y este segundo puesto trajo consigo plaza y convocatoria para el sector junior, a disputarse en Cantabria en unas semanas.
Por otra parte, Alejandro pagó la novatada con un fallo que le hizo caer en octavos de final. Los nervios le traicionaron y no permitió que alcanzase los cuartos, fase a partir de la cual, aún perdiendo hubiese ido a la repesca. Un sabor agridulce tras haber tenido una situación de ne waza con estrangulación que no terminó de definir. No obstante, es destacable su tesón en el tatami pese a ser, como ya hemos dicho, aprendiz en esta competición.
Fran y Pablo acudieron como árbitros autonómicos, dirigiendo bastantes combates en este junior. Aunque lo hicieron bien, los recientes cambios de la IFJ en la normativa arbitral de competición dejaron entrever un leve nerviosismo generalizado en colegiados, técnicos y competidores que terminaron por provocar algunas confusiones en unos y otros. Comprensible, si cabe decirlo, ya que por un lado es necesario un tiempo de asentamiento de estas nuevas directrices para regir los torneos y, por el otro, se cumple la máxima de que todo parece muy claro... desde la grada. Lo importante es disfrutar, acumular experiencia y procurar que el tanteo de fallos cometidos quede en 0.

La competición no es para todos, pero los que se atreven a lidiar con ella tienen todo nuestro apoyo, seguiremos trabajando para que cada vez podamos llegar más lejos en ésta y en sucesivas categorías.


elo y fran