viernes, 25 de noviembre de 2011

Europeo Absoluto IBSA en Crawley

Entre el 18 y el 20 de Noviembre se disputó en Crawley, muy cerca de Londres, el Campeonato de Europa Absoluto IBSA de Judo, 12 fueron los convocados y entre ellos estaba Ramón. Competía en su categoría habitual, menos de 60 kilos y era la competición de más alto nivel que afrontaba hasta la fecha en judo.

Ramón salía a competir el viernes 18, y perdía su primer combate con el representante francés Kevin Villemont, hasta ahi el campeonato.

Pocas veces me pasa, pero al contrario de Ramón que no vino nada contento con su resultado (le quedaron ganas de más) yo me sentía muy satisfecho por varias cosas, la convocatoria, que me pilló muy de sorpresa y la cual agradezco de corazón a los representantes del equipo técnico nacional y el retorno al tatami de competición desde hacía tanto por parte de Ramón.

En 2010, Ramón consiguió ser campeón de España absoluto en -60 kilos, y alguna que otra medalla en torneos "open" con videntes. La travesía desde ahi no ha sido fácil. En diciembre aparecía la mala noticia de enfermedad y a partir de ahi, claramente la pelea estaba en otros sitios que no en el tatami.

El dia 1 de abril, tras no sé qué lavado de cerebro a sus médicos, volvió a entrenar, obviamente con todas las precauciones y con un estado físico muy mermado. El cuerpo no acompañaba pero su fuerza mental es digna de estudio, hubo altos y bajos en esta etapa y cuando el tratamiento se lo permitía alli estaba él disfrutando como si fuera cada dia su primer dia de tatami, sufriendo lo indecible, todo hay que decirlo, pero siempre con esa sonrisa que ya conocéis.

Hasta septiembre siguió con ésta batalla tan tiesa y los últimos coletazos del tratamiento, creo que ese ha sido uno de los combates más duros que ha disputado Ramón en su vida y no han sido pocos, en Octubre volvió otra vez con todas sus ganas y con apenas 50 kilos al tatami, con su voluntad y ganas no sólo intactas si no diría yo multiplicadas.

Tras esa competición, una de las más duras que hay, que ha vencido, ahi está el trabajo de volver a ser primero tan fuerte y duro como era y luego superarse.

El Europeo, por supuesto tiene mucha relevancia y era ese clavo ardiendo al que se agarró en los peores momentos y bueno, perder el primer combate a ese nivel es una pequeña derrota (permitidme la licencia) comparada con esa otra grande victoria que consiguió para poder estar de nuevo en el tatami.

A partir de aqui el límite está en el aire. Por si te lo he dicho pocas veces lo repetiré una vez más, bienvenido de nuevo Ramón. Tenemos mucho trabajo por delante.

elo