viernes, 20 de diciembre de 2013

XXI Fiesta del Judo Infantil


 Foto: Marta G. Brea // Faro de Vigo

El domingo dia 15, en horario matutino, nos fuimos los tres profes y 26 alumnos de la escuela de judo a Vigo, al ifevi, a disfrutar de una edición más de la fiesta del judo.
Mientras Fon se ubicaba en el tatami 8, a mi me tocó el número 29, ambos estuvimos de jueces y Fran se dedicó a estar pendiente de nuestros peques y a hacer el trabajo de fotografía. Por lo que pude saber al final, nuestros judokas mostraron un nivel muy alto y se portaron más que bien, demostrando el trabajo de las últimas semanas y su gran talento. Mil enhorabuenas de parte de los profes para todos vosotros, tenemos que seguir mejorando pero vamos por buen camino.



Mi experiencia un año más ha sido completamente satisfactoria, cuando los peques empezaron a salir al tatami, me encontré con sus nervios, sus lapsus y sus dudas, pero sobre todo con su ilusión y con esa eterna capacidad para sorprenderme.
Varias veces me tocó sacarme los zapatos y ponerme en faena, para sacar de los alumnos todo su potencial, eso hizo que la experiencia fuera del todo grata. Perdón para todos aquellos que tuvieron que verme trajeado de árbitro haciendo volteretas o revolcándome por el suelo como un niño más, pero con todo y con eso, me lo pasé tan bien como cada uno de esos pequeños.
La mejor de las anécdotas, la de un pequeño e intrépido judoka que se me acercó a la mesa a dejarme la cartulina de participación y con los ojos como platos me dijo con un gran temor en su voz: "¿qué hago yo aqui?", a lo que con una sonrisa contesté, "qué va a ser, judo", con ésto podría haberse solucionado todo, pero apostilló: "es que no me acuerdo de nada".
Finalmente con un poquito de ayuda, se comportó como un campeón con su compañero y se llevó una gran nota y una enorme sonrisa.
Una vez reunido con mis compañeros y tras haber revisado todas las notas de nuestros alumnos, contemplé con gran satisfacción sus buenas notas y su cara de alegría al saber que lo habían bordado.



Con ésto nos fuimos a comer y dimos por bien cumplido un año más de presencia en éste más que espectacular evento, que congregó en sus 30 tatamis a más de 1500 participantes de todas las edades y que pese a sus 21 ediciones, sigue medrando y batiendo récords de participación.


Enhorabuena a organizadores, participantes, galardonados,profesores, jueces, voluntarios y a todo el público asistente, y sobre todo a mis compañeros, por su excepcional trabajo un año más, padres/madres/familiares que nos acompañaron y a nuestros peques, la mejor de las motivaciones para seguir un año más al pie del cañón.


Gracias a todos, sois los mejores.