domingo, 10 de junio de 2012

Exhibición en Vilanova de Arousa


Ayer sábado dia 9 acudimos a Vilanova de Arousa a realizar una exhibición de judo, colaborando una vez más con los amigos de Cambados y Villagarcia, esta vez en el marco de una concentración de moteros (I concentración Os de Valle), al final una experiencia curiosa para todos los que asistimos.



Como siempre, agradezco la participación de todos y cada uno de los que se acercaron con su judogui a enseñar de qué va nuestro deporte, unas pequeñas pinceladas, a un nutrido grupo de espectadores que habitualmente no saben ni en qué consiste nuestro deporte, pero que se suelen sorprender de las diferentes habilidades que se muestran.




El esfuerzo, las ganas y el tiempo dedicado por estos alumnos a la difusión del judo en tan diversos escenarios es muy loable, está claro que si la gente no sabe de su existencia o desconoce sus detalles no se acercará a vivenciarlo y a probarlo, quién sabe, alguna vez en su vida.




En el apartado personal, en esta ocasión el placer añadido fue volver a verme con un ex-compañero de tatamis y volver a sonreir pisándolo juntos una vez más. Ha sido una sensación muy grata para mi. La vida, la familia, el trabajo, las circunstancias y muchos otros avatares nos han alejado y casi ni nos recordábamos, pero bastó vernos para que muchos recuerdos nos dibujaran una amplia sonrisa.



Podría haber sido "una exhibición de judo más" pero cada una es diferente y siempre sacas cosas en limpio, además yo me llevé esta grata sorpresa y parejo a ella un golpe muy fuerte al enterarme del fallecimiento de otro gran amigo de la vieja escuela, hace ya casi un año, Jose, nuestro Josiño.
Como le dije de corazón a Manuel, me habría encantado que en lugar de aparecer él tan sólo de sorpresa, hubieran sido dos, él y Josiño y su sempiterna sonrisa pícara.
Nos subimos al tatami y me consolé pensando que él (Josiño) nos estaría mirando desde donde esté e hicimos esta exhibición como homenaje improvisado en su honra, en su memoria y con todo el cariño que le guardamos.



Con el permiso de todos los que participaron, los que estuvieron y dieron lo mejor de sí como cada vez, ésta gran muestra de cariño en forma de demostración de judo, ésta y espero que muchas que vengan, van por ti Josiño, te echaré de menos.

Elo