Entre restricciones en lo social y el trabajo progresivo del deporte federado

Finalizamos octubre con nuevas restricciones para el puente de Todos los Santos. Sin embargo son medidas que nos afectan en lo social pero no tanto en lo deportivo ya que en el tatami del Gimnasio Squash Villagarcía continuamos trabajando de manera progresiva según las directrices del Protocolo para la práctica deportiva federada elaborado por la Federación Galega de Judo e D.A. y Deporte Galego - Xunta de Galicia.
 

Ya en el pasado mes de junio estuvimos haciendo ensayos de entrenamientos de acuerdo a las medidas de higiene y seguridad vigentes de cara a un próximo retorno a la actividad de judo para la temporada 2020/21, después de la etapa de confinamiento en el hogar por la pandemia global de Coronavirus. Entre las medidas más destacadas en activo para minimizar al máximo el riesgo de contagio están el uso del gel hidroalcohólico, la distancia interpersonal, el uso de la mascarilla, el acceso de manera gradual y sin aglomeraciones a la sala, la desinfección del aula y del material deportivo, la prohibición de compartir el material personal, la prohibición de usar el vestuario salvo para que sea inevitable y la práctica sin contacto según edades y fases progresivas estipuladas en el Protocolo. Aspectos todos ellos que cumplimos en las sesiones y que han hecho de nuestra práctica una experiencia diferente, extraña en los momentos donde nos faltaba el contacto habitual con el otro y, sin embargo, intensa en otros aspectos relacionados con la preparación física individual, el trabajo técnico personal o los fundamentos y las nociones básicas del judo. 


Por otro lado, en la actividad de Pontevedra continuamos en una situación de parada sin fecha definitiva de inicio para el curso 2020/21. Desde Deporte Pontevedra del Concello de Pontevedra se nos ha comunicado su intención de mantener el Pabellón Municipal de Deportes y su sala de judo cerrada a la Escuela Deportiva Municipal de Judo hasta nuevo aviso, como medida de precaución ante los numerosos rebrotes de Coronavirus aparecidos en la ciudad y que han colocado a Pontevedra entre los puntos rojos del mapa epidemiológico. En cuanto a la actividad para la clase de Club, seguimos estudiando alternativas y soluciones viables tanto con Deporte Pontevedra y sus instalaciones públicas como con otras posibles alternativas privadas. 
 
Esta situación de alarma sanitaria y necesidad de extremar las precauciones ha venido para quedarse durante un tiempo aún indefinido. En el deporte federado seguimos avanzando en fases y continuidad de manera progresiva, poniendo de relieve que una práctica deportiva responsable forma parte de los comportamientos que buscan soluciones a este difícil escenario. Estamos deseando que este virus pase a ser un mal recuerdo lo antes posible y pronto podamos volver a la normalidad no sólo en la actividad deportiva sino, en general, en nuestras vidas cotidianas. Hasta entonces, la precaución extrema, el respeto, la adaptación a las nuevas circunstancias y medidas vigentes y la creatividad son parte fundamental en nuestra metodología de cara a continuar con nuestra pasión por el judo y su docencia.