martes, 23 de marzo de 2010

" And Oscar goes to..."


Bouzas, un fin de semana más, otra mañana intensa, Óscar, Anxo y Lois tenían su cita con la fase sur cadete. Los 2 primeros, formaban parte de las tablas de -60 kilos y Lois de las de -66. Tras todo este tiempo, sabíamos del potencial de los tres, pero en esta ocasión nos llevamos una sorpresa muy grata.
En una categoría (la cadete) donde hubo pocos chicos, los nuestros quedaron encuadrados en las dos únicas categorías más nutridas de todas, pero no pasaba nada, habíamos venido a pelear.
Anxo comenzaba con su primer rival, el que posteriormente sería el campeón de la categoría, pero perdió tras plantar cara, por sogo-gachi (victoria compuesta) wazari en contra de proyección y 20 segundos de un osaekomi (inmovilización) del cual no pudo salir.
Perdía en cuartos y entraba en repesca, el combate siguiente fue otra vez batalladísimo, y aunque le marcó varias veces y le ganó la espalda intentando estrangular, no pudo con él y perdió por muy poco. Anxo hacía 5º puesto.
Lois, en una categoría con 12 rivales, disputó combate previo y lo venció, peleando muy serio y cumpliendo casi todas las premisas tácticas entrenadas en el club, en un combate igualado, se llevó el gato al agua con un precioso hidari uchi mata, espectacular!.
Pero en su combate de cuartos, cometió un par de errores, perdonó sus opciones y acabó perdiendo, los encuentros siguientes le apartaron de la repesca.
Y Óscar, que se inauguraba en la categoría cadete, trayendo en su experiencia cercana el sub-campeonato gallego infantil del año pasado, comenzó su andadura en los 60 kilos ganando, venció su primer combate, perdió el segundo (semifinal) y se plantó en la final de repesca, donde no perdió la calma, marcó los tiempos y se hizo con la victoria marcando un precioso ippon cuando restaban unos 14 segundos para su finalización.
Óscar con este tercer puesto, se va a su 2ª fase final gallega consecutiva, esta vez como cadete. La cita será en Abril, en Lugo, donde sabemos que lo dará todo y luchará por volver a estar entre los mejores.
Nos volvemos a casa con la pena de que el resultado no acompañó, pero sin embargo la satisfacción de que nuestros judokas presentaron candidatura en firme y sacaron ese carácter del que tanto nos enorgullecemos. Estamos en el buen camino.

elo