domingo, 22 de abril de 2018

Cerca de las medallas en Arteixo

El sábado nos desplazamos a Arteixo a disputar la Fase Final del Campeonato Gallego de categoría Infantil. Para esta fase se habían clasificado 3 de nuestros competidores: Martín, en los 38 kilos masculinos de la Escuela de Pontevedra y que venía clasificado como segundo de la fase sur; por Villagarcía, del Gimnasio Squash habían obtenido plaza Brais (-46 kg) e Irene (-52 kg), cuarto y segunda en la fase sur respectivamente. Si bien finalmente Brais no podía asistir a la Fase Final en Arteixo, Irene acudió dispuesta a dar guerra.

Recordar que esta Fase Final congrega a los mejores deportistas gallegos de cada categoría de peso, hecho por el cual estar presentes ya es un gran mérito.

Junto a ellos se desplazaron sus entrenadores Fon y Fran. Ramón acudió como fotógrafo y yo como delegado y para disfrutar de sus debuts en una final gallega.

Tras pasar el trámite del pesaje sin sorpresas, ambos calentaron bajo la supervisión de sus entrenadores y ante los ojos de sus familias y el numeroso público que abarrotaba la grada del Pazo dos Deportes de Arteixo para esta ocasión.


El primero en salir en su peso fue Martín, que plantó cara en su primer encuentro, peleando con ganas y tratando de hacerse con el combate, pero finalmente se vió superado por un correoso rival, pasando a la repesca.

Allí se encontró con otro competidor en un sistema de punto de oro. Martín caía por la mínima y no tenía opción de acercarse más a las medallas, con un meritorio séptimo puesto gallego en su primer contacto con esta competición.



Después fue el turno de Irene, que en su primer combate llevó la iniciativa y todos los ataques durante un combate que en todas sus fases dominó con unas ganas destacables. Su rival, sólo a la contra, no pudo más que resistir cada ataque como pudo para no caer. Irene atacaba pero no encontraba la recompensa y acabado el tiempo se pasó a la técnica de oro, donde la dinámica no cambió. Irene, muy cansada tras tanto esfuerzo, finalmente cometió un error y su rival la pudo contrar, dejándonos un sabor agridulce.

Nuestra judoka pasó entonces al siguiente combate, esta vez en repesca, donde su profe le dio unas pequeñas pautas para afrontar en encuentro. Aquí Irene consiguió una victoria por ippon y pasaba a disputar el bronce en el siguiente combate.



El siguiente paso finalmente no salió según lo previsto e Irene fue proyectada en wazari del mismo modo que había planeado hacer ella. Acto seguido fue inmovilizada y perdió esta opción de medalla.

Grandísimo el desempeño de Irene con su quinto puesto y el de Martín, con su séptimo puesto, ambos debutantes en esta categoría (infantiles de primer año) y con muchas posibilidades de seguir sumando en años venideros.

En la jornada de tarde, Fran continuó trabajando en la categoría cadete, esta vez como árbitro y Ramón continuó realizando trabajo de fotógrafo.

 
Enhorabuena por este prometedor resultado y por todo el trabajo desempeñado por deportistas y técnicos. También a nuestro fotógrafo por su gran trabajo y al apoyo incontestable de familiares y compañeros que hacen que estos buenos resultados puedan ir saliendo y se presente un futuro muy optimista.

Seguimos.

Elo.


Fotos | edición: Lavi; franmf