jueves, 11 de septiembre de 2014

AGOSTO ES NUESTRO MES SIN JUDO

A principios de agosto y tras todo un mes de julio perfilando el examen de cinturón negro de Uxía, examen que por otra parte se ha preparado largo y tendido durante todo el curso, en el Colegio Liceo La Paz Uxía hizo los deberes y se trajo un cinturón negro a la cintura que ya iba tocando conseguir. Todo salió según lo previsto y no hubo sorpresas. Era Agosto, nuestro mes sin judo, pero hasta en las vacaciones, Uxi cumplió y obtuvo el dan.


Fran aprovechó las vacaciones para ir a A Coruña otra vez a disfrutar de un curso impartido por el maestro Michel Novovitch, el cual ostenta el grado de cinturón rojo, 9º dan. Porque también en muchas ocasiones, entre paseo por la playa y terraceo, un profe de judo saca tiempo de donde sea para ir a estos cursos y seguir aprendiendo y disfrutando de estos pequeños lujos como pueden ser tener a un gran maestro en nuestra tierra. Un mes de vacaciones de judo también puede tener una buena excepción.

Y yo, aproveché mi viaje al pais del sol naciente, para conocer su cultura, sus gentes, disfrutar de su gastronomía y de sus paisajes para desconectar del judo al menos un mes al año, que no está mal. 

Pero ya que estás... intentas entender el por qué de muchas cosas en la personalidad de los japoneses, que te ayudan a entender por qué el judo tiene ese carácter propio, bueno, y ya que estamos, aprovechamos la visita a Tokio para pasar como quien no quiere la cosa por Kodokan, hacer la foto de rigor con la estatua conmemorativa del maestro Jigoro Kano, ver los dos edificios que lo conforman, pasar por el museo, visitar la tienda y comprobar como se entrena en el dojo principal, situado en la planta 8ª del edificio. 


 Como sólo estábamos de pasada, pues ya vimos todo un entrenamiento y nos quedamos con todos los detalles de cómo se hace judo en la cuna mundial del mismo.

Y es que hay que aprovechar siempre las vacaciones para dejar el judo a un lado y pensar en otras cosas, porque 11 meses al año haciendo y pensando en judo, ya está bien, ¿no?

Elo.